domingo, 5 de febrero de 2017

IDEOLOGÍA DE GÉNERO, CAPITALISMO Y EDUCACIÓN

IDEOLOGÍA DE GÉNERO, CAPITALISMO Y EDUCACIÓN

¿EXISTE UNA IDEOLOGÍA DE GÉNERO? ¿El Currículo Nacional 2017 lo promueve?
                                                                                           Por Carlos Villacorta Valles
                                                                                            odesi12@yahoo.es

¿Por qué ideología? ¿Por qué género? Nos debe llamar la atención y, nos debe interesar de sobremanera, que, en estos últimos años y últimos días, se hable mucho de “ideología de GÉNERO”. Según la RAE,  “ideología es el conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etc.” Y género, “Grupo al que pertenecen los seres humanos de cada sexo, entendido este desde un punto de vista sociocultural en lugar de exclusivamente biológico”. Concretando, ideología de género es la idea fundamental que se tiene sobre el desarrollo del género masculino y género femenino desde el punto de vista sociocultural. Por ello, seguramente Simone de Beauvoir, escritora y filósofa francesa afirmó en 1949: “Una no nace mujer, se hace mujer”,indudablemente no refiriéndose a hombre y mujer biológicos, sino sociocultural.


La principal ideóloga en la actualidad, de la ideología de género, Judith Butler, (1990)  El Género en disputa: el Feminismo y la Subversión de la Identidad. New York. p. 54. No plantea con más claridad: "El género es una construcción cultural; por consiguiente no es ni resultado causal del sexo ni tan aparentemente fijo como el sexo (…) llevada hasta su límite lógico, la distinción sexo/género muestra una discontinuidad radical entre cuerpos sexuados y géneros culturalmente construidos. Si por el momento presuponemos la estabilidad del sexo binario, no está claro que la construcción de «hombres» dará como resultado únicamente cuerpos masculinos o que las «mujeres» interpreten sólo cuerpos femeninos. Además, aunque los sexos parezcan ser claramente binarios en su morfología y constitución (que tendrá que ponerse en duda), no hay ningún motivo para creer que también los géneros seguirán siendo sólo dos”.  Lo que nos dice esta feminista es que un hombre puede ser mujer y una mujer puede ser hombre por construcción cultural. Esto indudablemente es una aberración de lesa naturaleza humana. Actualmente está feminista ocupa la cátedra Maxine Elliot de Retórica. Literatura comparada y Estudios de la mujer en la Universidad de California, Berkeley EEUU.

Esta aberración ideológica es reforzada por Rebecca J. Cook, docente de Leyes en la Universidad de Toronto y redactora del aporte oficial de la ONU en Pekín, que "los sexos ya no son dos sino cinco, y por tanto no se debería hablar de hombre y mujer, sino de mujeres heterosexuales, mujeres homosexuales, hombres heterosexuales, hombres homosexuales y bisexuales". Por tanto, ¿el capitalismo se está homosexualizando y pretende homosexualizar a nuestro pueblo? Y se pretende crear confusión en nuestras mentes, justamente en los momentos históricos de agudización de la lucha de clases, nos vienen con esto de la agudización de la lucha de géneros o igualdad de géneros, para apartar hombres y mujeres de esta lucha de clases.

Nada es casual en el sistema capitalista. Al crear su ideología de género está reflejando el grado extremo de degradación a que ha llegado la ideología capitalista y el capitalismo en general. De igual modo, la ideología de género, es la degeneración de la concepción feminista en su momento, de la lucha por la igualdad social, política, cultural y laboral entre hombres y mujeres, desviando y dividiendo caminos. Por ello, se nos impone a través de la ONU, la UNESCO, la OMS y demás engendros del capitalismo. Precisamente, la IV Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Mujer, realizada en setiembre de 1995 en Pekín, fue el puntal para difundir esta ideología de género. Replican sus medios de comunicación, y a través de la TV y los periódicos, nuestros hijos, niños y jóvenes, saben más de sexo y de mala manera, sin afectividad.

Ahora bien, ¿Por qué cambiar la palabra sexo por género? Simplemente porque Sexo hace referencia a la naturaleza, e implica dos posibilidades: –varón, mujer-, que son las únicas posibilidades derivadas de la dicotomía sexual biológica; mientras que género permite tres variaciones: masculino, femenino, neutro, y lo que la imaginación te dicte.

El Currículo Nacional si infiltra ideología de género en nuestra educación.

Y la UNESCO lo dice: "La educación es una estrategia importante para cambiar los prejuicios sobre los roles del hombre y la mujer en la sociedad. La perspectiva del género debe integrarse en los programas. Deben eliminarse los estereotipos en los textos escolares y concientizar en este sentido a los maestros, para asegurar así que niñas y niños hagan una selección profesional informada, y no en base a tradiciones prejuiciadas sobre el género" (Consejo de Europa, la igualdad y la democracia: utopía o desafío). Típica fraseología de la ideología de género.


Ahora, el Perú y el Ministerio de Educación, sometidos a estos organismos, pretenden imponernos la ideología de género. Lo difunden sutilmente por el Currículo Nacional 2017. Veamos:

Al terminar su primaria, el estudiante,  “Vive su sexualidad estableciendo vínculos afectivos saludables”. (Pág. 7. Currículo-nacional-2016). Esto significa:“tomar conciencia de sí mismo como hombre o mujer, a partir del desarrollo de su imagen corporal, de su identidad sexual Y DE GÉNERO, (…)” ¿Por qué incluir y su género? Si este 1° perfil de egresado está claro hasta identidad sexual. Lo más sospechoso viene cuando se entrelaza con el “Estándar de aprendizaje de la competencia Construye su identidad, Nivel 7” (Pág. 28), señalando: “Desarrolla relaciones afectivas, de amistad o de pareja, basadas en la reciprocidad y el respeto” ¿Por qué relaciones de pareja? ¿A qué se están refiriendo? Puede entenderse otra cosa.


El Principio educativo N° 12 es la “igualdad de género” (Pág. 11). “El principio de Igualdad de Género se ha tomado y adaptado del Plan Nacional de Igualdad de Género 2012 – 2017” (Aprobado por D.S N° 004-2012-MIMP; p.17), el cual se encuentra en la línea normativa que coloca a la igualdad de género como política de Estado”. (Aclara el currículo Nacional vigente en pie de página. Pág. 11)). Estos gobernantes copian y copian lo que viene de EEUU, sin darse el trabajo de investigar su real significado. La ideología de género, ya se encuentra en el discurso social, político y educativo legal contemporáneo. Si lo manda EEUU, se integra en los planes conceptuales, en los documentos y programas de los sistemas educativos y otras instituciones de los países bajo su dominio.

Un caso que demuestra que la ideología de género es abominable.


Se trata de los gemelos Brian y Bruce Reimer. 22-8-1965, nacen los gemelos. Al hacerles la circuncisión, se comete negligencia médica con Bruce, quemaron su pene de manera tan severa que dejó el órgano inutilizado. Acuden al doctor John Money, activista rabioso de la ideología de género, quien era profesor de la Universidad John Hopkins en Baltimore (EEUU) y director de una clínica pionera en cirugía transexual. Sin ningún escrúpulo Money se aprovechó de la situación y engañó a los padres la imposibilidad de recuperar el pene de Bruce, pero si se podía poner una vagina y, cambió de sexo al pequeño Bruce,  quien se convirtió en la niña Brenda. Con la finalidad de demostrar de que "no se nace hombre o mujer, sino que uno se convierte en hombre o mujer", los niños fueron sometidos a una riguroso y torturante tratamiento psicológicoMoney escribió un libro en 1972, Man & Woman, Boy & Girl, (Hombre y mujer, muchacho y muchacha), y lo difundió por todo EEUU, alardeando de su éxito que, este caso será "la prueba concluyente". Fue un fracaso total, el niño jamás quiso ser niña y, los dos terminaron con fuertes traumas psicológicos y se suicidaron. (Leer la historia completa en http://www.taringa.net/posts/offtopic/17428479/La-abominacion-del-doctor-John-Money.html).

El sexo biológico viene determinado por los cromosomas XX en la mujer y XY en el varón, los cuales intervienen profundamente en el organismo y determinan la sexualidad del ser humano como hombre o como mujer. No hay término medio.


El hombre no es enemigo de la mujer. Es cierto, por razones religiosas, culturales, sociales, económicas y políticas, la mujer es subordinada al hombre y los dos oprimidos por el sistema. La mujer ha establecido su lucha para cambiar este estado de cosas, pero, podemos afirmar que los capitalistas harán todo lo que esté en sus manos para que el hombre y la mujer no luchen juntos contra el capitalismo. Por ello impulsó el feminismo liberal, igualdad de género y ahora ideología de género, que no cuestionan al sistema capitalista, lucha por las reformas legales del sistema político burgués para la igualdad de condiciones con el hombre, ahí queda; pero, la mujer no es subordinada ni explotada porque es mujer, sino porque es trabajadora y es considerada una mercancía más, por tanto debe luchar junto al hombre por la liberación definitiva de la sociedad capitalista en la que vivimos en forja de una nueva sociedad. Sólo así será libre.


NOTAS:

Fuentes:

http://generacioncaoba.blogspot.pe/2017/02/ideologia-de-genero-capitalismo-y.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada