domingo, 5 de febrero de 2017

BOLETÍN FEBRERO-1-2017 OBSERVATORIO PRO VIDA

BOLETÍN FEBRERO-1-2017 OBSERVATORIO PRO VIDA
https://defensafamiliaperuana.blogspot.pe/2017/02/boletin-febrero-1-2017-observatorio-pro.html



La Prensa peruana esta estancada y a punto de quebrar. El estanco económico ha producido el desinterés de las corporaciones para aceitarles a favor de propaganda. El lobby gay aparece según se ve en sus columnas como su único cliente a quien defienden atacando a sus enemigos. Esos religiosos que "sacralizan" al niño, a la familia, al matrimonio, al cuerpo humano como templo de Cristo desde que la persona es sólo una célula en su concepción, dándole el carácter de sagrado a todo aquello que el "lobby" busca usar como objeto de negocio: castración humana, fertilizaciones in vitro, lesiones químicas hormonales contra niños adoctrinados, cirujias antiesteticas, y toda una megaindustria que financia a ONGs cuyas defensoras ya han sido desenmascaradas en las redes.
Mientras la lucha sigue, el negocio se muestra expectante. 





































Menores ‘trans’: El lobby gay quiere reclutar a los más pequeños

Menores ‘trans’: El lobby gay quiere reclutar a los más pequeños

INFOVATICANA
30 enero, 2017
El notario José Javier Castiella explica la ofensiva del lobby LGTBI para reclutar nuevos miembros para su colectivo a través de la transexualidad infantil.
Este mes de enero la ideología de género ha hecho campaña casi simultáneamente en varios frentes: La portada de la revista National Geographic nos muestra la fotografía de Avery Jackson, un niño de 9 años que dice ser una niña y la directora de la revista, Susan Goldberg, califica este número de “ejemplar histórico” para una “revolución de género” en marcha, a la que se dedica el contenido como número monográfico.
En Navarra y el Pais Vasco la Asociación “Chrysallis Euskal Herria” financia una campaña de publicidad bajo el lema “hay niños con vulva y niñas con pene” que incluye imágenes de niños-niñas desnudas-os.
La Comunidad Valenciana publica su ley trans con normas, sobre la educación sexual de los menores, que imponen, con todo lujo de detalle, las posturas anatómicas de los posibles coitos.
Conectando estos hechos con el análisis de la legislación que hacíamos en el artículo anterior, parece evidente la intencionalidad proselitista de aumentar el número de miembros del colectivo LGTBI, no tanto por parte de todos los que actualmente lo componen, cuanto por quienes promueven estas iniciativas.
La ideología de género lo tiene muy complicado para conseguir integrantes del colectivo LGTBI entre los adultos heterosexuales que, por cierto, al menos hoy por hoy, constituyen un porcentaje muy superior al que resulta de la publicidad que se viene haciendo de la minoría complementaria.
El “caladero” de nuevos integrantes del colectivo LGTBI está en las nuevas generaciones y quienes actualmente promueven la ideología de género, probablemente una mínima parte de los miembros actuales de dicho colectivo, dan la batalla de la educación de los menores.
El desarrollo de un menor supone la progresiva toma de conciencia de su identidad individual, familiar, sexual etc.,  en un creciente uso de razón, que va desde la total dependencia instintiva irracional hasta la adultez, pasando por las distintas etapas de la infancia, la pubertad y la adolescencia. De esta compleja realidad se ocupa una ciencia: la Pediatría.
En ese largo recorrido el menor va tomar muchas decisiones, no todas acertadas. Antes de descubrir la ley de la gravedad puede decidir volar, antes de conocer lo venenoso de algunos objetos puede tomarlos como alimentos etc.
Si los humanos, en general, somos falibles, nos equivocamos, en el caso de los menores el riesgo de error se multiplica por los pasos de conocimiento que le faltan hasta ser un adulto consciente.
Un menor físicamente sano, desde su nacimiento tiene un sexo biológico cromosómico y gonadal que le determina como niño o niña. Si ese menor, a la edad en que se produce en su desarrollo la conciencia de la propia identidad sexual, normalmente los tres años de edad, se equivoca en su identidad respecto del sexo biológico al que pertenece,  simplemente está cometiendo un error del que le resultará normalmente  fácil salir, si para ello cuenta con la ayuda del entorno adulto. En ese proceso de solución y salida le ayudará su propia evolución y desarrollo natural en la pubertad, según luego veremos.
Dada la enorme plasticidad osmótica de los menores respecto de su entorno adulto, el problema de género confuso (así se denomina en pediatría el fenómeno que nos ocupa), pueden crearlo los padres del menor , con el  modo de tratarlo, vestirlo, educarlo y el ejemplo de vida que le den al hijo y, en todo caso, el problema se agrava si, partiendo de un error de identidad sexual del menor, el entorno adulto no corrige sino que fomenta y potencia la decisión errónea del mismo. Considerar que no hay error en la decisión del niño/a que hace una identificación cruzada de género, es la piedra angular para entender la cuestión que nos ocupa.
En este tema, como en todos los que requieren un conocimiento pericial, debemos acudir a los especialistas, los que más saben del desarrollo adecuado de un menor: los pediatras.
El Colegio Americano de Pediatras tiene una opinión autorizada al respecto y la ha hecho pública a través de su Presidenta Michelle Cretella, con ocasión  del caso del niño Avery Jackson. Es un error de los padres, aceptar, alentar y colaborar en el síndrome de género confuso de algunos niños.
La respuesta ante este problema es seguir tratando al hijo/a conforme a su identidad sexual biológica, con todo el cariño, afecto y comprensión y ayudarle a descubrir en su sentir psicológico su identidad sexual biológica, dejando obrar a la naturaleza que, a lo largo de la pubertad y la adolescencia, corregirá sin brusquedad alguna, con la naturalidad del desarrollo, también en su faceta hormonal, el error de autoidentidad sexual.
Según el DSM-V (Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales) hasta un 98% de los niños de género confuso y un 88% de las niñas aceptan su sexo biológico tras pasar  la pubertad y la adolescencia.
Si, por el contrario, el entorno adulto secunda la disforia de género del menor, al llegar la pubertad el menor deberá tomar hormonas bloqueadoras de los caracteres sexuales secundarios propios de su sexo biológico (en el caso de las niñas esto puede llevar a la doble mastectomía a los 16 años) y todo ello producirá riesgo de esterilidad permanente, problemas cardiovasculares, diabetes, cánceres y toda una vida por delante de luchar con la química contra la propia biología. En definitiva: un horror del que ya difícilmente podrá salir…
¿Cuál es el criterio legal de actuación frente a la disyuntiva planteada. Seguir el criterio de la identidad autopercibida por el menor o el de la corrección del error en que esta consiste?
La respuesta la encontramos, para la Comunidad de Madrid, en la ley 2/2016 de 29 de marzo, cuyo artículo 6, bajo el epígrafe “Menores trans” dice en su párrafo cuarto:  “Toda intervención de la Comunidad de Madrid deberá estar… dirigida a garantizar el libre desarrollo de la personalidad del menor conforme a la identidad autopercibida y evitar situaciones de sufrimiento e indefensión”
https://infovaticana.com/2017/01/30/menores-trans-caladero-del-colectivo-lgtbi-esta-las-nuevas-generaciones/

Ideología de género carece de sustento científico

Ideología de género carece de sustento científico


La especialista en salud y desarrollo humano Neldy Mendoza develó las incoherencias de la ideología de género.

La especialista en salud y desarrollo humano Neldy Mendoza dijo en Bethel que el sustento científico de la ideología de género no existe.
Refirió que la investigación de Alfred Kinsey sobre la ideología de género y el comportamiento sexual de los norteamercianos utilizó instrumentos científicos manipulados y muestras sesgadas.
“La muestra de los estudios Kinsey estaban basadas en poblaciones de riesgo o con conductas sexuales predeterminadas”, añadió, al recordar que estas investigaciones concluían que los niños tenían deseos sexuales equiparados con mayores de edad.

http://bethelradio.fm/Ver-Produccion.php?titulo_id=ideologia-de-genero-carece-de-sustento-cientifico-1485809035


Marcelo freixo dice que los profesores deben adherirse a la agenda LGBT

Marcelo freixo dice que los profesores deben adherirse a la agenda LGBT
 

El ex candidato a la alcaldía de Río de Janeiro, Marcelo Freixo (PSOL), dijo en el video, que existe la necesidad de una reforma en la educación pautado en el Plan Nacional #LGBT.#Fresno contó con el apoyo del Diputado Federal Jean Wyllys (PSOL), que es representante de las minorías en los derechos humanos y autor del proyecto de ley, PL 5002/2013 sobre ideología de género.
Fresno afirmó que los profesores necesitan pasar por una formación LGBT al decir, “nuestros#EDUCADORES tienen que ser formados a la luz de una agenda LGBT, que no lo son. Este es un debate pedagógico que la gente quiere frenar”. El Plan Nacional LGBT intención de intervenir en el área de la salud, así como en el área de la educación con énfasis en la ideología de género.
Recientemente un tema similar fue muy comentado en las redes sociales, donde el alcalde junto con los concejales de una ciudad llamada Ariquemes (RO), en el Valle del Jamari, pidieron que fueran retirados los libros que habían sido distribuidos en las escuelas de enseñanza fundamental que contienen temas relacionados con la ideología de género. “Se crearán comisiones en las escuelas que trabajan en una fuerza de tarea durante todo el mes de febrero, siendo la entrega de los libros que se hacen a los alumnos sólo en marzo, sin el contenido, cumpliendo así el deseo de la mayoría, tanto de la población como del legislativo” – informó el ayuntamiento en nota.
En el plan nacional LGBT dice: “Arte 62 – Al programarem actividades escolares referentes a fechas conmemorativas, las escuelas deben velar por la multiplicidad de formaciones familiares, a fin de evitar cualquier vergüenza de los alumnos hijos de familias LGBT”.
Un vídeo, que se ha propagado a través de internet, muestra Marcelo Freixo dando estas declaraciones al lado del diputado Jean Wyllys. El vídeo ha tomado esta rebote después de que el pastor Silas Malafaia haber publicado en su canal de Youtube.
La idea de dar forma a la educación a la luz de la agenda LGBT tiene el PSOL como uno de los protagonistas, Marcelo Freixo, perdió las elecciones para alcalde de Río de Janeiro en octubre del año pasado (2016) para el entonces y actual alcalde Marcelo Crivella.
(Why?)
https://www.youtube.com/watch?v=nF889xwBsw4

Menores trans La ideología de género lo tiene muy complicado para conseguir integrantes del colectivo LGTBI entre los adultos heterosexuales.

Menores trans

La ideología de género lo tiene muy complicado para conseguir integrantes del colectivo LGTBI entre los adultos heterosexuales.
Javier Castiella

Este mes de enero la ideología de género ha hecho campaña casi simultáneamente en varios frentes: La portada de la revista National Geographic nos muestra la fotografía de Avery Jackson, un niño de 9 años que dice ser una niña y la directora de la revista, Susan Goldberg, califica este número de “ejemplar histórico” para una “revolución de género” en marcha, a la que se dedica el contenido como número monográfico.
En Navarra y el Pais Vasco la Asociación “Chrysallis Euskal Herria” financia una campaña de publicidad bajo el lema “hay niños con vulva y niñas con pene” que incluye imágenes de niños-niñas desnudas-os.
La Comunidad Valenciana publica su ley trans con normas, sobre la educación sexual de los menores, que imponen, con todo lujo de detalle, las posturas anatómicas de los posibles coitos.
Conectando estos hechos con el análisis de la legislación que hacíamos en el artículo anterior, parece evidente la intencionalidad proselitista de aumentar el número de miembros del colectivo LGTBI, no tanto por parte de todos los que actualmente lo componen, cuanto por quienes promueven estas iniciativas.
La ideología de género lo tiene muy complicado para conseguir integrantes del colectivo LGTBI entre los adultos heterosexuales que, por cierto, al menos hoy por hoy, constituyen un porcentaje muy superior al que resulta de la publicidad que se viene haciendo de la minoría complementaria.
El “caladero” de nuevos integrantes del colectivo LGTBI está en las nuevas generaciones y quienes actualmente promueven la ideología de género, probablemente una mínima parte de los miembros actuales de dicho colectivo, dan la batalla de la educación de los menores.
El desarrollo de un menor supone la progresiva toma de conciencia de su identidad individual, familiar, sexual etc., en un creciente uso de razón, que va desde la total dependencia instintiva irracional hasta la adultez, pasando por las distintas etapas de la infancia, la pubertad y la adolescencia. De esta compleja realidad se ocupa una ciencia: la Pediatría.
En ese largo recorrido el menor va tomar muchas decisiones, no todas acertadas. Antes de descubrir la ley de la gravedad puede decidir volar, antes de conocer lo venenoso de algunos objetos puede tomarlos como alimentos etc.
Si los humanos, en general, somos falibles, nos equivocamos, en el caso de los menores el riesgo de error se multiplica por los pasos de conocimiento que le faltan hasta ser un adulto consciente.
Un menor físicamente sano, desde su nacimiento tiene un sexo biológico cromosómico y gonadal que le determina como niño o niña. Si ese menor, a la edad en que se produce en su desarrollo la conciencia de la propia identidad sexual, normalmente los tres años de edad, se equivoca en su identidad respecto del sexo biológico al que pertenece, simplemente está cometiendo un error del que le resultará normalmente fácil salir, si para ello cuenta con la ayuda del entorno adulto. En ese proceso de solución y salida le ayudará su propia evolución y desarrollo natural en la pubertad, según luego veremos.
Dada la enorme plasticidad osmótica de los menores respecto de su entorno adulto, el problema de género confuso (así se denomina en pediatría el fenómeno que nos ocupa), pueden crearlo los padres del menor , con el modo de tratarlo, vestirlo, educarlo y el ejemplo de vida que le den al hijo y, en todo caso, el problema se agrava si, partiendo de un error de identidad sexual del menor, el entorno adulto no corrige sino que fomenta y potencia la decisión errónea del mismo. Considerar que no hay error en la decisión del niño/a que hace una identificación cruzada de género, es la piedra angular para entender la cuestión que nos ocupa.
En este tema, como en todos los que requieren un conocimiento pericial, debemos acudir a los especialistas, los que más saben del desarrollo adecuado de un menor: los pediatras.
El Colegio Americano de Pediatras tiene una opinión autorizada al respecto y la ha hecho pública a través de su Presidenta Michelle Cretella, con ocasión del caso del niño Avery Jackson. Es un error de los padres, aceptar, alentar y colaborar en el síndrome de género confuso de algunos niños.
La respuesta ante este problema es seguir tratando al hijo/a conforme a su identidad sexual biológica, con todo el cariño, afecto y comprensión y ayudarle a descubrir en su sentir psicológico su identidad sexual biológica, dejando obrar a la naturaleza que, a lo largo de la pubertad y la adolescencia, corregirá sin brusquedad alguna, con la naturalidad del desarrollo, también en su faceta hormonal, el error de autoidentidad sexual.
Según el DSM-V (Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales) hasta un 98% de los niños de género confuso y un 88% de las niñas aceptan su sexo biológico tras pasar la pubertad y la adolescencia.
Si, por el contrario, el entorno adulto secunda la disforia de género del menor, al llegar la pubertad el menor deberá tomar hormonas bloqueadoras de los caracteres sexuales secundarios propios de su sexo biológico (en el caso de las niñas esto puede llevar a la doble mastectomía a los 16 años) y todo ello producirá riesgo de esterilidad permanente, problemas cardiovasculares, diabetes, cánceres y toda una vida por delante de luchar con la química contra la propia biología. En definitiva: un horror del que ya difícilmente podrá salir…
¿Cuál es el criterio legal de actuación frente a la disyuntiva planteada. Seguir el criterio de la identidad autopercibida por el menor o el de la corrección del error en que esta consiste? 
http://gaceta.es/noticias/menores-trans-30012017-0742

Una actriz Disney de 15 años apoya el aborto y a Planned Parenthood y critica a los provida


Una actriz Disney de 15 años apoya el aborto y a Planned Parenthood y critica a los provida

¿Discrimina el LGTBI a los heteros? La Universidad de Columbia crea salas solo para el lobby

¿Discrimina el LGTBI a los heteros? La Universidad de Columbia crea salas solo para el lobby

Columbia se suma a las universidades que han sucumbido a la manipulación del LGTBI. El consejo estudiantil va a crear un espacio exclusivo "para dar apoyo institucional y de financiación a los estudiantes del lobby", espacio que compartirán también las feministas.